fobia social

Tratamiento de la Fobia Social en Córdoba

Es un miedo irracional y desproporcionado a un cierto número de situaciones de interacción social. La persona está convencida de que actuará de manera inadecuada, ridícula, embarazosa o humillante.  Este convencimiento le lleva a la persona a sufrir un aumento de activación fisiológica como taquicardia, calor, rubor, sudoración, temblores o sensaciones en el estómago. A partir de ese momento la persona comienza a evitar las situaciones que le generan dicha ansiedad o una vez se encuentra inmersas en ella, comienza a realizar una serie de maniobras defensivas destinada a que los demás no se den cuenta de lo que está sucediendo.

Generalmente las situaciones más habituales que provocan la aparición del malestar suelen ser; asistir a fiestas o reuniones sociales, hablar en público, pedir información, relacionarse con figuras de autoridad, comer o beber en público, conocer a gente nueva, escribir mientras se está siendo observado, ir de compras o hablar por teléfono.

Se habla de Fobia Social Específica  cuando estos miedos aparecen centrados en una gama mínima de situaciones sociales. La más corriente es a hablar en público. Es normal para las personas que no están habituadas a hablar en público que esta situación le genere un cierto grado de incomodidad. Sin embargo, podemos hablar de fobia social cuando el malestar es muy intenso o cuando la conducta social, hablar, no se ejecuta o se entorpece marcadamente por el alto nivel de ansiedad. Otras fobias sociales específicas incluirían beber o comer en público, escribir en público, bailar o tocar un instrumento musical con público.

La Fobia Social Generalizada se da cuando los temores aparecen ante una amplia gama de situaciones sociales. En algunos casos las situaciones temidas incluirían todas las situaciones sociales menos aquellas en las que el fóbico se relaciona con personas que considera “seguras”. En estos casos se pueden temer situaciones tan cotidianas como andar por la calle concurrida, entrar en una tienda con gente, cruzar un paso de cebra. En la fobia social generalizada, el temor es el mismo, ser evaluado por los demás de manera negativa.

El tratamiento psicológico para este trastorno se basa fundamentalmente en CAMBIAR TUS PENSAMIENTOS con una serie de medidas que nos enseñan a detectar cuáles son los pensamientos negativos automáticos para posteriormente aprender a  discutirlos.  Una vez conseguido el primer paso,  se trabajará  el CAMBIAR TU FORMA DE ACTUAR. Para ello realizaremos ensayos de conducta en consulta bajo supervisión del terapeuta para posteriormente salir a la calle y realizarlos in situ. Se ha comprobado la mayor eficacia del tratamiento y prevención de recaídas cuando  se realizan exposiciones en vivo tanto individuales como grupales. Por lo que siempre se buscará finalizar la terapia habiendo salido de la consulta para realizar dichas  exposiciones en vivo.